Comuniones

En mayo y junio, es época de comuniones (lo sé, voy tardísimo, pero nunca es tarde si la dicha es buena… Supongo que para justificarse, es buena frase). Niñas y niños vestidos más o menos tradicionales (marineritos, almirantes, princesas, casi novias, de corto, de largo…) hay para todos los gustos y colores.

La verdad es que algunas parecen bodas. Aún recuerdo un comentario de uno de los invitados a la comunión de mi sobrina mayor… “¡Viendo la comunión de la niña, yo no me pierdo la boda!” Para que os imaginéis… jajaja

Hay muchas cosas que preparar: el vestido, el restaurante o cátering, el fotógrafo (éste te lo puedes ahorrar si tienes un cuñado “apañao”, y quien dice un cuñado, dice un pariente o amigo…) las invitaciones, los recordatorios i/o detallitos que dar a los invitados, el vestido de los padres, los anillos (ay no! Que no es una boda!!!)

Y que no se nos olvide LA TARTA!!!!!

Esta es la que hice para la comunión de mi sobrina Maria.

tarta de comunión para Maria

Fue una ceremonia muy bonita, muy familiar.
No faltaron el photocall, el “cuadro” de firmas de los invitados y una gran piñata con forma de burrito mexicano que fue el colofón a una bonita fiesta.

Os dejo las fotos.

tarta de comunión para Maria

tarta de comunión para Maria

tarta de comunión para Maria

Besotes!

firma relieve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*