De boda

Hoy os traigo una tarta con mucho amor y sentimiento.

Cuando mi amiga Lídia me preguntó si le podría hacer la tarta para su boda, no os podéis imaginar la ilusión que me hizo.
Que piensen en ti para que les hagas la tarta de uno de los momentos más importantes de su vida me emocionó hasta el infinito y más allá.
No me lo pensé dos veces y le dije que SIIIIIII
Lo siguiente que pensé una vez en frío fue… “Donde te has metido, hija de mi vida. ¡Una tarta de boda! Estás loca”. Además, la tarta tenia que viajar durante 2 horas por carretera de las que tienen mil millones de curvas y tropecientos mil millones de baches. Vamos, facilito, facilito.

Pero como me gustan los retos (ay madre mía, no tengo solución) me puse manos a la obra.

Después de varios esbozos llegamos entre las tres (Lídia y Anna, las novias, y yo) a un consenso. Bueno, ellas llegaron a un consenso, yo intenté plasmar lo que ellas deseaban. Y finalmente este fue el resultado:

tarta de boda para Lídia i Anna

tarta de boda para Lídia i Anna

tarta de boda para Lídia i Anna

VIVA LAS NOVIAS!!!!

Un besote!!!!

firma relieve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*